Relleno Santa Marta afina proyecto de expansión para sumar 30 años de vida útil

La empresa está haciendo los estudios de impacto ambiental para la nueva zona. Vecinos del lugar acusan malas prácticas del consorcio.

relleno sta marta abrilEl 19 de enero de 2016, la Región Metropolitana se cubrió de una densa nube de humo tóxico debido a un incendio provocado, tras un deslizamiento de los residuos, en el relleno sanitario Santa Marta, en la comuna de Talagante.

Tras cinco días de un intenso incendio, el relleno fue clausurado durante un mes, y después de más de un año de investigaciones y estudios realizados por la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) junto a la Seremi de Salud de la Región Metropolitana, se determinó que el deslizamiento y el incendio se produjeron porque el relleno sobrepasó las tasas de ingreso de residuos y lodos, las celdas -donde se descarga la basura- eran más altas de lo permitido, y porque la empresa no reparó las grietas que había en el lugar.

La misma SMA estableció que el área afectada no volvería a ser utilizada, y solo se debía trabajar en una zona equivalente al 30% del total de la superficie. Esto trajo como consecuencia una disminución de la superficie de trabajo; por ende, una reducción de ocho años de la vida útil del relleno sanitario, de 2035 a 2028.

Estudios ambientales y extensión

Hoy, el relleno recibe 1,3 millones de toneladas de basura al año, de 18 comunas de Santiago, y solo quedan diez años para que se llegue a su umbral de saturación. Debido a esto, la empresa Consorcio Santa Marta prepara los estudios para presentar una extensión para el relleno, lo que sería la segunda etapa de Santa Marta.

El gerente general de la empresa, Rodolfo Bernstein, afirmó que están realizando los estudios sobre el impacto ambiental y que planifican presentar el proyecto a fines de este año al Servicio de Evaluación Ambiental. “Hasta la fecha hemos hecho estudios de suelo con topógrafos y hemos contratado a especialistas externos para ver todo el tema de impacto ambiental y cumplir con las exigencias de las autoridades”.

La empresa apela a los 15 años de experiencia que tiene en este rubro y califican el incendio de 2016 como un “punto aparte” y aclaran que no recibirán más lodos, que, según la empresa, fue el causante del deslizamiento.

El proyecto está considerado en las cercanías de la Quebrada del Papagayo, sitio aledaño al actual relleno, lo que, según explican desde la empresa, “facilita” los trabajos para esta segunda etapa, porque ya está construido el camino, que conecta el actual relleno con la futura planta.

“Nosotros lo miramos como una ampliación, porque esto es una quebrada aledaña, y, en el fondo, lo que nosotros estamos haciendo es entregarle una solución a Chile, a la Región Metropolitana y a las autoridades con un proyecto viable, sustentable y de alto estándar, que debería tener una vida útil de al menos 30 años”, aseguró Bernstein.

María Isabel Mallea, jefa de la Oficina de la Región Metropolitana de la SMA, explicó que si el relleno quiere hacer un nuevo proyecto “deben presentarlo luego al Servicio de Evaluación Ambiental, ya que esto no es de un día para otro, tarda un par de años y al actual relleno no le quedan muchos años”.

Por otra parte, un grupo de 130 vecinos de la zona de Lonquén reclama una serie de malas prácticas realizadas por el relleno sanitario. Según el representante de este grupo, Andres Zöllner, la empresa no ha retirado la basura de la zona de deslizamiento, lugar que no está impermeabilizado, y de hacer descargas de líquidos lixiviados en los canales de riego y fuera de las épocas de lluvias, como estipula la norma.

Fuente: El Mercurio

Escriba su Comentario